Tag Archive: redes sociales


Facebook-Pinterest-copy1

Llevo ya unos cuantos años trabajando en Social Media (son unos cuatro, tal y como lo escribí, parece que sea toda una vida) y cada vez, mi relación de amor-odio con las redes sociales se va consolidando más y más. Esto es debido a que estamos saturados de información (más bien de desinformación) por todas partes ya que las redes sociales se reproducen por esporas, las grandes compañías de internet continúan con su expansión vertical y cada vez estamos más desorientados que al principio. Una auténtica paradoja, ya que el perfeccionamiento de los sistemas y los lenguajes informáticos nos debería facilitar las cosas, no complicarlas más todavía.

La proliferación de redes sociales satura: que si Facebook, que si Twitter, Pinterest, Tuenti, Linkedin, Xing, Fancy, About.me, Instagram… Cualquier proyecto es innovador y pionero cuando no hay nada similar en el mercado. Ahora mismo las redes que no funcionan se están cayendo en picado y van quedando las que supieron posicionarse y ofrecer algo distinto a lo que estaba presente en el mercado.

Tras esta fase de lanzamiento e iniciación en redes sociales, que en poco tiempo dio paso a la fase de crecimiento, tras cinco-seis años de su puesta a punto, vivimos una etapa de madurez en la que las redes son cada vez más sofisticadas (positivo, en parte), pero también se van “plagiando” y homogeneizando.

La aparición de Pinterest en el panorama social supuso un boom en Estados Unidos y en breve se trasladó al resto del planeta. Tanto, que actualmente mueve el 5% de todo el comercio electrónico mundial. Una auténtica pasada. Este caso de éxito… ¿qué supone? Que el señor Zuckerberg se fije e intente adaptar su caralibro a la nueva forma de entender las redes sociales. Tal es el caso del nuevo timeline (biografía, ya ni siquiera se disimula que se trate de una red que gana millones gracias a tener la mayor base de datos del mundo a la venta para el mejor postor) y ahora Facebook presenta Graph Search, un sistema de búsqueda de intereses e información variada compartidos entre los usuarios de Facebook.  Un claro acercamiento a la forma de trabajar de Google (buscador-rastreador) y la esencia de Pinterest (tu tablón de intereses en el que clavas fotografías con una chincheta)…

Mi opinión personal: hay que probarlo para ver qué nos ofrece realmente, pero sin olvidarnos de  que tenemos aplicaciones y herramientas a nuestra disposición igual de útiles o incluso más que nos permiten realizar las búsquedas que deseemos. Hay vida más allá de Facebook.

meme

Tras más de un año de parón en este blog, me he propuesto retomar la actividad para compartir online inquietudes, molestias, quejas, conocimientos, sugerencias, propuestas… Todo aquello que se me pasa por la cabeza y considero que puede tener interés o no para muchos, para pocos o para algunos.

¿Por qué retomarlo? Porque me apetece y punto.

Además creo que cada vez más, en un mundo en el que la privacidad ya no existe, en el que ya no hay intimidad y caminamos constantemente siendo observados, cada vez le doy menos importancia a que se sepa como me siento y lo que pienso de la sociedad actual.

Para dar la bienvenida a este 2013, quiero acercaros un concepto que, aunque en muchas ocasiones es un completo desconocido, está arrasando en Internet y es un factor clave en muchos aspectos de la viralización de contenidos en la red: los memes.

El meme es, en esencia, una idea. Se denomina como la unidad teórica cultural que se transmite de un individuo a otro, o de una mente a otra. Aúna conceptos como mimetizar y memoria con la palabra gen. De la fusión de genética y capacidades cognitivas y sensoriales surge el concepto: meme.

Explicándolo de otra manera: al ver una imagen, todos le encontramos diferentes significados, da lugar a diversas interpretaciones y la encuadramos en múltiples contextos. Las ideas surgen de la capacidad que tenemos de establecer y combinar relaciones entre pequeños eslabones de conocimiento con los que contamos y de la percepción que tenemos de los estímulos que recibimos del exterior.

Un claro ejemplo:

pato o conejo

¿Qué veis en la imagen?

Esta imagen es un ejemplo super clásico. Creo que no hace falta explicar más porque es de sobra conocida.

Los memes son en redes sociales un concepto que se extiende como la pólvora desde un emisor que lo publica en su red hasta los usuarios que clican share para postear en su muro o timeline.

Muy sencillo: sube una imagen y escribe un texto sobre la misma. Sube un vídeo y escribe un post sobre el mismo. Enlaza ideas.

Prueba a desarrollar memes con sencillas aplicaciones. Véase, por ejemplo, MeMeGenerator

Algo más sobre memes, clica aquí

Un ejemplo de Meme que se propagó y viralizó de forma extraordinaria: It´s over 9000

Casualmente, ayer he tenido una conversación sobre cine más que interesante… ¿Las películas se deben coleccionar y volverlas a ver o una vez vistas debes pasar a las siguientes? Hay muchísimo cine por ver y no existe tiempo vital para poder abarcarlo todo, error que se comete a menudo (por lo menos yo lo hago). Si es que el refrán: “quien mucho abarca, poco aprieta” es toda una realidad. Finalmente, llegamos a la conclusión de que hay películas que necesitan ser vistas más de una vez. ¿Quién de vosotros no ha visto una película tantas veces que hasta se sabe los diálogos? ¿O una serie? Si es que cuando algo te gusta y es bueno, no hay porque tirarlo a la basura, o, más común, a la papelera de reciclaje.

Recordando algunas de esas películas que no me cansaré de ver, me acordé de un actor que siempre me encantará, Edward Norton, y un compañero de baile, Brad Pitt que como el buen vino, mejora con los años. Rescaté uno de esos discursos o frases de cine que tengo guardadas para entretenimiento y reflexión personal y me apetece compartirlo porque tiene un gran significado. Este es un momentazo de El club de la lucha del maestro David Fincher:

“La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.

No sois vuestro trabajo. No sois vuestra cuenta corriente. No sois el coche que tenéis, ni el contenido de vuestra cartera. No sois vuestros pantalones. Sois la mierda cantante y danzante del mundo.

En el mundo que imagino se cazarán alces en los bosques húmedos de los cañones que rodearán las ruinas del Rockefeller center. Se llevarán ropas de cuero que durarán toda la vida. Se trepará por cepas gruesas como mi muñeca que envolverá el edifico Osheas. Y cuando se mire hacia abajo se verán figuras machacando maíz, colocando tiras de venado en el arcén de alguna autopista abandonada.”

A %d blogueros les gusta esto: