Tag Archive: crítica


De verdad que creía haberlo visto todo en Telecinco, pero cada día me sorprende más. Yo creo que se superan a sí mismos en niveles que anteriormente ni existían. La capacidad para hacer el imbécil es total y el sentido del ridículo desaparece por completo. Saben que hagan lo que hagan, tienen tal circo montado, que tienen audiencia asegurada para años. Aunque no sean líderes, saben que tendrán dos o tres programas al año que le llenarán toda la parrilla: Gran Hermano, Supervivientes y, espero que no, Hotel Glam o algún reality parecido…

En fin, resulta que Telecinco, en su afán por apoyar las injusticias y las causas perdidas como ningún medio de comunicación hace, ha puesto en marcha una campaña a favor del pepino, con un vídeo de una “calidad profesional exquisita” que consiste en una ráfaga de fotografías de diferentes presentadores, colaboradores y “periodistas” de la cadena, posando, cada cual más original, con dos o tres pepinos. Sinceramente, estoy “orgulloso” de que una cadena como Telecinco se preocupe tantísimo por nuestra imagen en el exterior (gracias Basile y Silvio), para que los países europeos continúen consumiendo y no se preocupe por la programación vomitiva y deplorable queemite a lo largo de la semana… Eso da igual. La clave es “estar con el pepino” y fuera.

Además, incluso hay un concurso con fotos de Pepinos… Yo ya… no sé que decir

Como decía una página en Facebook, una periodista de TVE ya lo vaticinó hace años…

Anuncios

magnolia de paul thomas andersonEstas cosas simplemente pasan. ¿Está todo orientado hacia un destino? ¿Es una mera cuestión de azar? ¿Juega la actividad rutinaria y cotidiana, malas pasadas que se convierten en éxitos o tragedias? Lo mejor, lo que menos esfuerzo e insomnio supone y sobre todo, menos quebraderos de cabeza, es, simplemente, pensar que estas cosas pasan, o que pueden llegar a pasar. Nada es susceptible de no ser cambiado o modificado.

A mi parecer, este es el eje temático central sobre el que gira esta, para mi, obra maestra de Paul Thomas Anderson (director de otros títulos como Boogie Nights o Pozos de ambición, grandes películas también). Con uno de los mejores comienzos del cine – asombroso, impactante y absorbente- la historia gira entorno a las personas. Personas diferentes en edad, estilo de vida, aficiones, gustos, costumbres, trabajos, personalidades… que al fin y al cabo, no son tan distintas como en un principio pueden llegar a ser.

Las personas nos relacionamos entre nosotras mismas sin tan siquiera darnos cuenta, y conocemos (aunque sólo sea a simple vista) a cientos y a miles de personas que se cruzan en nuestro camino, influyendo directamente o no en él.

Obra pionera en este género, de historias cruzadas que se entrecruzan (valga la redundancia), Anderson logra sacar lo mejor de actores como Tom Cruise (impresionante su interpretación, dada la complejidad y peculiaridad de su papel), Phillip Seymour Hoffman (increíble actor, Óscar por reencarnar al escritor Truman Capote) y Julianne Moore (repetía con el director tras protagonizar Boogie Nights), encabezan un reparto completado por actores y actrices, más o menos conocidos, pero que se complementan y apoyan entre sí. La confluencia de las historias se va dando a lo largo de la película sin que apenas nos demos cuenta. Como en la vida.

Insisto, obra pionera donde las haya, que sirvió de inspiración y generó multitud de películas que siguieron su estela (el tándem Iñárritu y Arriaga bebieron de la historia de Magnolia para sus grandes obras Amores Perros y 21 gramos – Babel mejor la dejamos en un segundo plano-). No podré olvidarme de esta película, suerte que además tengo la suerte de contar con una copia y la pude disfrutar recientemente en la televisión. Os dejo algunas de las frases que más me llamaron la atención:

“Puede que hayamos acabado con el pasado, pero él no ha acabado con nosotros”

“Tengo mucho amor que dar, pero no sé dónde colocarlo”.

“Seducir no trata sólo de ligarte a tías y meterles la polla, sino de descubrir lo que puedes ser en éste mundo, definirlo, controlarlo, decir “voy a coger lo que es mío” y y bueno ver si de paso te la chupan un poco, vaya!, ¿por qué no?”

“Perdonar a alguien que te ha jodido es duro, pero es más duro saber que le puedes perdonar”

“No importa lo que esperas ni lo que te mereces,sino lo que consigues”.


A %d blogueros les gusta esto: