Como siempre, fenomenal y única la manera en la que nos anima y nos contagia del espíritu veraniego el nuevo anuncio de Estrella Damm. El nuevo anuncio despierta el interés y el deseo de disfrutar el período estival como ningún otro spot ha logrado en las últimas temporadas. A este paso, se está convirtiendo en un anuncio esperado al nivel del anuncio de Freixenet en Navidad. Ha conseguido aunar los recursos creativos utilizados de una manera soberbia: la presencia del producto en todo momento emotivo, la personificación de la alegría en los personajes del anuncio y, sobre todo, el gran acierto, la música (Herman Dune con su I wish that I could see you soon), que dota de ritmo durante todo el transcurso del comercial, y que se ha convertido en todo un referente y en una de las canciones más escuchadas y que más suenan del momento.

Casualmente, además de todo el anuncio, lo que más me gusta es el mensaje. Atrapa, seduce, atrae: “A veces lo normal puede ser extraordinario”. Además de que probablemente te puedes quedar reflexionando sobre tal afirmación y descubres que es verdad, apela a los sentimientos más básicos y que más deseamos alcanzar: la amistad, la alegría y, el más querido por antonomasia, el amor. Por ello, no se trata sólo de la cerveza, sino de todo lo que puedes llegar a disfrutar bebiendo una cerveza con tus amigos, con tus compañeros, con tus jefes, con tu chica. Argumentos irracionales e intangibles para vender una simple cerveza sin haber destacado sus atributos directos como su sabor o el ser refrescante, sino el momento cervecero.

Resulta que me quedé pensando acerca de este mensaje entorno al cual gira el eje central de la campaña, escudado por el claim: Mediterráneamente, probablemente, un identificador de marca que podría equipararse con la famosa Chispa de la vida de Coca-Cola. Y me recordaba a otro slogan también reciente. Después de pensar me acordé de Rafa Nadal (viendo un partido de tenis) y recordé sus anuncios de Kia. Entonces pensé en su slogan… “Para gente extraordinariamente normal“… Quizás el mensaje sea distinto pero los factores implicados son los mismos… En fin, bajo mi punta de vista, se ha convertido en objetivo tratar de alzar lo normal, lo común, lo habitual… a lo extraordinario. Dicho suena imposible, pero si vemos los anuncios de Estrella Damm, no lo resulta tanto.

Para más información, interesante artículo: http://www.bearivero.com/estrella-damm-sigue-mediterraneamente-en-el-2011/ (Bea Rivero)

Y una página en Facebook: Yo también quiero que mi vida sea como los anuncios de Estrella Damm

 

 

 

 

Anuncios