pinto se encara a arbeloa

Simplemente, tras todo lo visto, escuchado y leído a lo largo de esta semana, es vergonzoso ver como el mejor partido de fútbol que se puede disputar actualmente se haya convertido en un montón de mierda lanzada desde un bando al otro, alimentado en primer lugar, por los medios de comunicación, principalmente los medios deportivos seguidores y prescriptores de cada equipo y, por extensión, cadenas de televisión, emisoras de radio y portales de internet.

Al margen de si la tarjeta a Pepe ha sido injusta, ha sido justa, ha tocado o no ha tocado, ha fingido Alves o el mediocentro defensivo del Real Madrid ha hecho una acción violenta, y también teniendo en cuenta si el Barça hizo o no teatro, si se debería de haber expulsado a Mascherano, Alves o Marcelo… En fin, salvando todas las polémicas generadas tanto por los lances del partido como alimentadas y fomentadas (insisto) por los medios de comunicación; este miércoles se ha visto muy, muy poco o casi ningún fútbol en el Bernabeu y, por otra parte, en vez de haberse hablado de fútbol, no he leído apenas tres líneas sobre los planteamientos tácticos, los lances de juego del partido, el sistema de juego o cualquier asunto o detalle meramente deportivo. Tan sólo polémica, polémica y más polémica.


Bien, reconozco y me reafirmo y digo con orgullo que soy culé y siempre lo seré, pero he de reconocer (aunque he visto comentarios madridistas que niegan que los barcelonistas lo hagamos) que Pedro finge descaradamente en el choque con Arbeloa, que Busquets finge en el supuesto manotazo de Marcelo y que la expulsión de Pepe bajo mi punto de vista es una tarjeta amarilla, ya que me parece excesivamente rigurosa la tarjeta roja. Por otra parte, me hace gracia que los mismos que dicen que unos no reconocen la realidad del transcurso del partido, son los primeros en tirar para casa y tergiversar la realidad y los hechos a su antojo. Bien, es comprensible, pues el fútbol levanta pasiones y el corazón se te pone en un puño por tu equipo, y que más nos gustaría que toda la verdad favoreciese a nuestro club. Pero no es así, las imágenes no deberían engañar y ser manipuladas, al igual que los comentarios de futbolistas (me refiero al caso Piqué) o señalar posibles conspiraciones a nivel internacional rodeadas hacia un sola persona (amigo Mourinho, eso se llama egocentrismo, prepotencia y, sobre todo, falta de humildad y de clase). Pero parece ser que no hay ningún tipo de reglas, ni normas, ni ética, ni moral, ni tan siquiera, un poco de sentido común.

Yo soy del Barça, y evidentemente, cualquier persona con dos dedos de frente, reconoce que una expulsión en una semifinal de Champions, favorece claramente al equipo que queda con 11 sobre el campo. Bien, también reconocer que la expulsión a Pepe ha sido excesiva, de que la tangana en el descanso y los teatros de Pedro, Busquets y Alves son lamentables… pero… ¿por qué (cómo hace Mourinho, es una lástima que un pedazo de entrenador como él sea un auténtico payaso a la hora de querer ser el centro de atención en las ruedas de prensa) no se habla de lo visto sobre el campo, hablando de lo que realmente es el fútbol?

El Barça ha tenido más posesión de balón, ha dominado el juego, ha rematado más veces a portería y ha marcado dos goles legales (hay que marcarlos), cierto, estando el Madrid con 10 sobre el campo. Bien, pensando con tranquilidad y lejos de las polémicas: estás jugando en el Bernabeu, tu casa, con el apoyo de tu gente, con la posibilidad de machacar la ida para desmoralizar al contrario para la vuelta, y centras el transcurso del partido, no en jugadores de la talla de Di María, Ozil o Cristiano Ronaldo (que aunque sea otro payaso como el entrenador, es un portento físico y un gran futbolista) si no que le das la batuta del equipo a un tipo, que, hasta madridistas me han reconocido, es un auténtico asesino en serie, un carnicero que cuando realiza una entrada parece que va a acabar con la vida de su rival...

En fin, me detengo para ver que he escrito muchas divagaciones y simplemente quería dar mi opinión, como cualquier otra persona, igual de válida. El sentimiento es el sentimiento, por lo que tampoco puedo ser del todo objetivo (en fútbol nunca existe la objetividad total), pero intento hacer ver que, lo que debería ser el mejor partido del mundo, se convirtió en el mejor partido de mierda sobre mierda del fútbol. Joder, es que parece Sálvame Deluxe…

Sobre Mourinho y sus conspiraciones, no hablo: que haga un poco de ejercicio de autoconciencia y de memoria y se dará cuenta de lo que ha “insinuado” (si se le puede llamar insinuación a sus declaraciones). Y directamente digo que Alves es el mejor lateral derecho del mundo, pero sobre el campo no es ni mucho menos el más gentil y caballero de los jugadores, y Pedro y Busquets han hecho teatro, algo que me sorprende, sobre todo del medio centro.

Os dejo a lo largo del artículo, una serie de documentos gráficos para que os paréis a pensar sobre la mierda sobre mierda que se ha generado en “el mejor partido del mundo“.

Anuncios