Muchos de vosotros habéis escuchado esa frase de… “No hay pregunta sin respuesta“. Pues bien, hace justo una semana, tuve la oportunidad de ponerme delante de un grupo de quince chavales que estaban atentos a todo lo que yo les decía. No debería estar nervioso, había hecho presentaciones y organizado actos, pero la voz me temblaba al principio y no sabía si les estaba interesando lo que estaba diciendo… Estaba mucho más nervioso que en cualquier presentación de trabajos, informes o salón de actos como tengo estado. Y a otro se le podría ocurrir decir aquella otra frase: “Sólo son niños“.

Me quedé impresionado cuando vi que no me quitaban la vista de encima. Me centraba en explicar el contenido y atender a sus preguntas. Cada vez que un niño levantaba la mano y decía con su clásica voz: “Profeee… tengo una pregunta”, por dentro pensaba: “Espero tener la respuesta”. Afortunadamente, he podido responder a sus preguntas con mayor o menor solvencia… Lo que no me imaginaba era que ellos mismos se respondían a las preguntas antes de ni tan siquiera tener que formularlas. O que un niño que aún no levanta más de un palmo y medio del suelo, te responda a tu pregunta, ¿qué es para vosotros una red social? de la siguiente manera:

“Sistema de comunicación para establecer contactos a través de la red con otros usuarios“. De nuevo, volví a pensar, 4 años estudiando (o bien, no estudié suficiente, o bien, las nuevas generaciones vienen pisando muy fuerte…

En fin, fue todo un placer acudir al CEIP Caixanova de Vigo a dar esta charla sobre redes sociales, y compartir un momento muy agradable con los niños y su profesora. Por supuesto, agradecer al profesorado y al director del centro, la oportunidad de hacerle llegar a los chavales lo poco que sé y hacerme pensar a mí mismo que tengo algo de idea de esto.

Aquí os dejo la presentación, por si os apetece echar un vistazo! 😀


Anuncios