Archive for enero, 2011


La teoría del cuatro

Existen tal multitud de teoremas y teorías, conceptos y mapas conceptuales, conjeturas y suposiciones, apreciaciones y críticas, que me sumo al carro y decido añadir una más, que desde que me la han comentado y argumentado, confirmo cada vez más que se trata de una realidad.

Hace dos años, estaba estudiando un curso de Comercialización Internacional de Contenidos Audiovisuales. Bien, el caso es que en el intermedio de una clase, salimos a fumar un pitillo y el profesor nos acompañó mientras manteníamos el hilo de la charla que había surgido en clase.

Se trataba de Paco Rodríguez, todo un referente en la producción de cine y animación en España. Hablando sobre la emancipación de nuevos formatos televisivos, afirmó desasosegado: “lamentablemente, todo se sostiene a partir de la teoría del cuatro“. Todos nos preguntamos… ¿en que consiste esta teoría?. Paco nos dijo: “bien sencillo

4 cámaras + 4 energúmenos (otro nombre no tienen) + 4 duros = 4 millones de espectadores.

Cuatro al cuadrado. Ninguno de los factores de la suma falla. El resultado puede variar en función de los energúmenos o duros que quieras añadir. De todas maneras, habrá otros tantos millones, atendiendo a esos energúmenos que les hagan ganar en millones lo que ellos gastan en duros para hacer un programa. La teoría perfecta, salvo que hay energúmenos que de por sí, pueden generar mucho más.

Una original respuesta al reportaje de Telecinco sobre Belén Esteban (que dicho sea de paso, no logró desbancar a Águila Roja del liderato)

1 reportaje + Belén Esteban (1 energúmena) + 1 archivo (vídeo + imagen) = La princesa del pueblo (2 millones y medio de espectadores y una cuota de share de 20,4%)

En fin, a partir de esta teoría del cuatro, podemos extraer miles de fórmulas con casos prácticos, y comprobaríamos que esta, cada vez se confirma más… y eso que, como bien dice un grupo de Facebook: “Si Belén Esteban es la princesa del pueblo, esto debe ser Mordor“.

quien controla al controladorUn nuevo organismo, cuya creación ya estaba contemplada en el proyecto de Ley General del Audiovisual, se ha convertido en tema de agenda setting. El CEMA (Consejo Estatal de Medios de Comunicación) será un nuevo consejo con capacidad interventora en la busca de la “regularizar la banalización de la TV” y “el auge de determinados personajes de escaso mérito como modelos sociales“; donde Belén Esteban se convierte en la abanderada de una promoción numerosísima de famosos, famosillos, famosetes y casposos en general.

Aquí contáis con un enlace a los principales objetivos del CEMA

Han existido reconocidas críticas a la creación de este organismo, como es el caso del director de ONDA Cero. Carlos Herrera ha afirmado que la creación de este consejo tiene como objetivo “cerrar Intereconomía y multar a Veo7“, ambos canales de reciente implantación en la nueva TDT. Diferentes fuentes de información de diferente condición e ideología, hablan de censura, ya que se trata, según palabras del Ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui de luchar contra “la agresividad, la descalificación y el enfrentamiento como parte del espectáculo, como condición de la audiencia” lo que, supondría (el ministro no llega a hacer mención sobre las medidas contempladas al respeto), de la supresión de contenidos y/o formatos. Bien, una vez expuestos los hechos, pasemos a realizar un breve pero completo y sencillo análisis.

Aquí vemos a un actor contratado, fingiendo ser esclavo sexual de una ex-concursante de Gran Hermano, reconociendo ser un maltratador… Flipante lo que llega a existir…

 

Evidentemente, este anuncio es una nueva cortina de humo generada por el Gobierno para desvíar la atención de diversos asuntos que ocupan las portadas de diferentes diarios, como son la crisis económica, la inconformidad (en cierto modo a mi parecer, lógica) de los fumadores con la Ley Antitabaco o bien, la famosa y estúpida idea de Ángeles González Sinde, la reconocida cabeza de turco del Gobierno, que como Ministra de Cultura, no tiene precio, vamos (siendo guionista de la película Mentiras y gordas, lo dice todo)… Se trata de una cortina de humo para atacar contra los medios no afines al partido y, al mismo tiempo, de convertir en actualidad y tema ya anunciado anteriormente en la Ley General del Audiovisual.

Por otra parte, a pesar de estar en un país en cuya Constitución (recordemos, de 1978, pero a pesar de ello inmodificable y no sujeta a realizarse una revisión…), existe la libertad de expresión, (gran alivio, supuestamente) no debemos olvidar que los medios de comunicación son generadores de opinión pública, modeladores y constructores sociales y al mismo tiempo, modelos de referencia para numerosos teleespectadores. Influyen directamente en la moralización-socialización de los individuos en sus edades más tempranas. Por tanto, por eso motivo, han de tener una responsabilidad moral y ética que no ensalce modelos de conducta, hábitos y costumbres que perjudiquen al espectador. En este caso, el rey de reyes es Telecinco con Sálvame, Vuélveme loca, Enemigos públicos, I love Escassi y demás ejemplos de lo más variopinto, de nuevo destacando a Belén Esteban, que al igual que Felipe en los JJ.OO. de Barcelona ´92, es la abanderada… ¿me entiendes?

También los programas de tertulia y debate se unen al circo, que, al fin y al cabo es lo que vende…

Bien, una vez conocidas ambas posturas, se plantea este consejo para regular la televisión (principalmente), ya que en Europa está presente en multitud de países (como casi siempre, después de que ya se haya hecho en toda Europa, se hace en España) obviando Italia (por supuesto…). Cabe decir que me parece una medida acertada, siempre y cuando se realice una regularización imparcial, objetiva, justa y basada a beneficio y virtud del espectador y no en función de intereses particulares. Dicho organismo, existe ya para el control de las inserciones publicitarias. A pesar de tratarse, como he señalado anteriormente, de una cortina de humo para darle tema de conversación a medios de comunicación, se trata de un mecanismo necesario para una televisión sana; no como la televisión actual, totalmente enferma e infectada de gritos, insultos, aberraciones, escándalos, berrinches, querellas y denuncias a las cuatro de la tarde, hora nacional de la siesta.

Esperemos que, como afirman algunos líderes de opinión, no se trate de un mecanismo censor, y ejecute sus funciones con la mayor honorabilidad y serenidad posible, aunque si mal no recuerdo, existió la cancelación de un programa (contrario al anterior ejecutivo) del que ahora los que hablan de censura, nadie se acuerda y tan sólo se reconoce con tres letras: CQC.

Fragmento del último programa de CQC

En fin, como no se puede esperar que llueva a gusto de todos, probablemente se cree el CEMA, pero, debido a los intereses particulares que indicaba anteriormente, seguiremos bañados de sinsentidos, peleas, broncas y gilipolleces de grado altísimo.

Crítica al cine español

imagen veuEs extraño empezar a escribir este artículo con el título que he decidido ponerle. Ante todo, quiero aclarar que las críticas pueden ser tanto positivas como negativas, constructivas como destructivas y útiles como inútiles.

Durante los últimos tiempos, todos vivimos una situación económica y social asfixiante y que se ha convertido en un bucle que parece una eterna espiral de la que es imposible salir. Esto ha afectado a todos los sectores industriales, y, principalmente, a la industria cultural. El cine ha sobrevivido durante años de subvenciones, ayudas y fondos públicos proporcionados por ministerios e instituciones que financiaban con dinero blando diferentes producciones, siempre buscando el reembolso de dichas ayudas y créditos con altos ingresos en taquilla. La situación ha cambiado y tanto los creadores, directores y productores como los espectadores, tenemos que hacer acopio de ello.

A pesar de ello, tengo que decir que últimamente, están apareciendo grandes historias transformadas en 35 mm, actores y actrices que emocionan y deslumbran, directores que saben captar la potencia de una imagen a través de un objetivo y productores y distribuidores que arriesgan en sus estrategias de promoción y ventas.

Las últimas películas que he visto son todas españolas. Todas me han encantado, me han transmitido, me han llenado, me han emocionado… es decir, es cine que gusta y que cuenta con un mensaje y un transfondo. Estando en crisis, es muy esperanzador que podamos ver cintas en los cines como las que están presentes en nuestras carteleras. Películas como Entrelobos, 18 comidas o También la lluvia, son muestra de que nuestro cine es de calidad: los actores se consagran y demuestran versatilidad y múltiples registros (Luis Tosar, Raúl Arévalo, Juan José Ballesta), nuevos directores aparecen a escena y directores insignia continúan innovando con historias frescas (Balada triste de trompeta de Álex de la Iglesia) y guiones llenos de emoción y ternura que impactan y asombran al público.

Por todo ello, a todos aquellos que reniegan del cine español como opción de ocio, como arte o como obra audiovisual, recomiendo que no generalicen, que tenga la oportunidad (y el disfrute) de ver las películas antes de criticarlas y que, si tienen tiempo y ganas, comparen con otros tipos de cine, de otras procedencias y géneros, para que vean que contar con lo que contamos aquí, es todo un placer para los sentidos.

A %d blogueros les gusta esto: