Tras una sensacional Sin City junto a Frank Miller (el cual después, a mi parecer, decepcionó bastante con The Spirit), y después de la experiencia Grindhouse junto a Tarantino con Planet Terror, y tal y como anunciaba en los trailers introductorios de esta última, Rodríguez presentó Machete, para mi, una excelente vuelta a la acción sangrienta e inverosímil que creó ese sello de identidad del director estadounidense, con películas como El Mariachi, Desperado y Abierto hasta el amanecer (cuyas secuelas han sido un verdadero fiasco, evidentemente, no tuvieron al cineasta como director de orquesta).

En esta ocasión, Danny Trejo, todo un clásico de estas obras como secundario, da el salto a la primera plana, protagonizando a un ex-federal mexicano que cruza la frontera a Texas en busca de una nueva vida y de dejar atrás el pasado. Tras un encargo que le permite darse una mejor vida, es engañado, y ahí empieza la guerra entre la opresión en contra de la inmigración y los mexicanos ilegales. Secundado por Jessica Alba y Michelle Rodrigues, y con enemigos como Steven Seagal, Don Johnson y Robert De Niro; la creatividad y originalidad en la acción, utilizando instrumentos inimaginables, es propia de la espectacularidad de Kill Bill. Sin duda, una película muy recomendable para seguidores del cine tarantiniano y de Rodríguez, aunque el final del film deje bastante que desear.

Anuncios